jueves, 14 de julio de 2011

Prórroga.


Desde mi rincón puedo ver la crueldad de este cielo que nos cubre, las nubes se han puesto de acuerdo para llorar sus desgracias sobre nosotros...como si no nos bastaran las propias...
Ella ha elegido su dizfraz para hoy señores, como para seguir contra la corriente, es hora de pintarse los labios de sonrisas, y las manos de caricias dispersas.
Afuera llueve, y me auno a llorar junto al cielo, siempre es lo mismo, para lo que se quiera emprender....¿porqué pensé que todo podía ser diferente?, ¿una vida diferente?....
La princesa del cuento vive en la torre, y desde ahí se apresta  a saludar a quienes quieran verla desde lejos, un dragón de fuego prohibe el paso a quien quiera acercársele, y una parca se mece en su silla afilando sus dientes con quienes logran sortear el fuego.
No existen los espacios para las complicidades, hay dimensiones en las que tomarse las manos y mirarse de frente es imposible.
¿Dónde has dejado la escasa devoción que quedaba?, el silencio lastima las cepas...
Los fantasmas esperan la caída libre, y la princesa prepara su dizfraz inmaculado, para saltar desde lo alto de la torre.
Rimes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario