lunes, 1 de agosto de 2011

PASADO.


Ayer te ví...fué tan curioso cruzarme contigo de frente en la calle,sigues siendo el mismo parásito escondido bajo las faldas de una mujer.
Preocupado de la facha mas allá de lo que realmente estas hecho. Aveces tu sangre bastarda me despierta por las noches,y me atormenta, ¿cómo puedes conciliar el sueño después de disparame en la cabeza?; tu indiferencia me cubrió como rocío,y me seque de tanto llorar la ausencia que dejaste....ayer,sentí tanta lástima de ti, pude ver tu rostro que algún día quise tanto, y mi tez se volvió incólume a tu estampa, no balbucee palabra,ni esgrimí mueca alguna; creo que estamos por fin a mano, no sé si algún día te perdone,porque ni siquiera tengo certeza de que lo que vivimos fue real, la venganza por tu canallada será mi indiferencia y el castigo; lo vives a diario con esa inconformidad frente a la vida y tu incapacidad de madurar,el eterno arribista que busca en sus antepasados alguna razón para jactarse de lo que nunca será, mientras escondes bajo la cama lo que tienes a mano.
Ya no te buscaré en la otra vida, prefiero lanzarte al mar,en aquél lugar en que llegue a sentirme felíz por encontrarte,en donde me dejaste esperándote,y muchas veces regresé, y esperé en vano tu regreso...esperamos...¿dudas aun de esa pequeña parte que asesinaste?...si crees en Dios,ojalá que él te perdone,porque de mi no habrá nunca más nada,salvo mi indiferencia.

(crónicas del perraje en la UAC 2009-2010)

No hay comentarios:

Publicar un comentario