sábado, 6 de agosto de 2011

@mor.

No conozco tu voz. Solo un monótono timbre.
Y yo amo esa voz.
No conozco tu sonrisa. Solo una simpática carita amarilla.
Y yo amo esa sonrisa.
No conozco tu risa. Solo una onomatopeya escrita con premura.
Y yo amo esa risa.
No conozco tus ojos. Solo una imagen estática que no me mira.
Y yo amo esos ojos.
Pronto tu voz tendrá tu sonido.
Tu sonrisa, tu boca.
Tu risa, tu aliento.
Tus ojos, tu mirada en la mía.
Y yo tendré que aprender a amarte de nuevo.

 Inmundo

2 comentarios:

  1. ¡Bellísimo Rimes! pienso que será muy fácil aprender amar de nuevo, a la persona que esas cosas inspira.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. No poseo el conocimiento de algo más espléndido que sus letras señorita Rimes.

    El Barón de Buillón

    ResponderEliminar