domingo, 18 de septiembre de 2011

Anoche...


Anoche soñé contigo, fué tan raro encontrarte después de tanto tiempo...bebías como enajenado, cuando pasé por detrás de ti en una barra, sentí tanta lástima de tu situación que te llevé a mi automóvil para acercarte a tu casa, por primera vez pudiste mirarme de frente y pedir perdón, ya no hay espacio para eso, ya no sonaban igual tus "te amo", y ese beso terminó de sepultar todo con un sabor tan agrio que logró que me despertara de mi sueño, que mientras viví despierta fué siempre una pesadilla.
Descansa en paz mi querido K.

1 comentario:

  1. Verónica: Con gusto -y convencimiento- he votado por tí en "Blog de Poemas" de los Premios Bitácoras
    Saludos desde México hasta Chile
    Laura Marco

    ResponderEliminar