jueves, 14 de febrero de 2013

La boda de mi mejor amigo



No pude pegar una sola pestaña, y todo el día ha sido espeso, la mezcla de sueño y la cabeza pesada de tanto pensar....
Mi mejor amigo me escribió para decirme que se casa, ¡se casa por Dios!, si apenas conoció a la muchacha hacen 3 meses, y ya viven juntos y se casan, no entiendo, si él era quien mas me repetía "que lo que rápido comienza, rápido termina", no comprendo nada.
Me complica pensar que ahora cuando tenga algún problema, no podré correr a refugiarme en su casa, agarrar libremente sus guitarras, o caminar descalza como si la reina de su hogar fuera yo.
No sé en que momento pasó todo tan rápido, o será que la lejanía,nos separó, no quiero pensar en eso, él era uno de los motores que me hacían querer volver a casa en un par de meses mas, y ahora, no tengo claro ni siquiera a que iré.
Como pude,agarré el teléfono y lo llamé,  respiré hondo, trague saliva y le dije (muy hipócrita)," me siento muy feliz de ver que estas feliz",pero nooooooo no quiero, me desvelé pensando las mil y una formas de evitar la boda, y después me vi en el espejo y me dije; no puedo ser tan egoísta, somos amigos; no un matrimonio, quizás pudimos serlo alguna vez, pero eso de ser su amiga y conocer todas sus historias de cama me cortaba un poco la leche, una especie de asco, y otra de curiosidad, de solo ver sus conquistas, que mal gusto le decía al cerrar la puerta, otras sinceramente lo felicitaba, esta vez no es una de esas, y no es de picada, ¿qué pasó?, aveces creo que se ve entrado en años y tiene miedo ya de quedarse solo, en fin, desde la noticia estoy viviendo el duelo de perder la complicidad con mi mejor amigo, debo respetar a su mujer, no a todas nos gusta que la mejor amiga de nuestros novios llegue como Pedro por su casa, y te desordene el gallinero.
Deberé ir pensando en un vestido porque el casorio se viene pronto, una que gana un marido y yo voy perdiendo ya a mi mejor amigo.

Rimes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario