lunes, 4 de marzo de 2013

Despedida


Despedida


Mata su luz un fuego abandonado.
Sube su canto un pájaro enamorado.
Tantas criaturas ávidas en mi silencio
y esta pequeña lluvia que me acompaña.


Anoche me dormí en la cama de Pablo esperando su regreso de la tocata, me despertó de sobresalto la puerta cuando la cerró con furia, pensando que no había nadie en casa, cuando me vio en su cama sonrió con un suspiro, dejó de meter boche y se acercó despacio...
¿Te conté que amaba los escritos de Pizarnik?
-Si me lo has dicho, creo que con esta ya van 102 veces...
(mientras se quitaba los zapatos, y se recostaba junto a mi)
Dime Pablo; ¿esto es tranquilidad?, digo, me siento tan en paz cuando me abrazas así...
-Esto es tranquilidad, esto es calma; ven y dame un beso, que no importa si mañana no llega, si ahora estoy contigo....¿Te dije que te quiero?...
-(Pensé en decirle que con esta ya eran 200 veces, pero su mirada me detuvo y su mano agarrando fuerte mi cintura no dejo que dijera nada mas...
Y por primera vez en mucho tiempo cerré los ojos para volver a besar a alguien)





No hay comentarios:

Publicar un comentario