miércoles, 25 de septiembre de 2013

Por esos amores que se quedan en un rinconcito...

Y que fueron mágicos y maravillosos, conversaciones eternas, admiración, y mucho mucho amor, quizás no tan tangible como quisimos, pero tan real como lo es nuestra distancia ahora.


Donde quiera que te encuentres caminando, así con los audifonos puestos sin escuchar nada, solo para que nadie te moleste, ¡cómo extraño a ese viejo cascarrabias que eras!, te deseo la mas brillante luz mi para siempre querido Barón.
Rimes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario