lunes, 10 de noviembre de 2014

RUÍN

Comencé a escribir el día que anunciaste tu muerte; altivo e indolente dijiste que te matarías en un par de semanas,decidí creer que tu inmadurez extrema no te dejaba pensar lo que decías, siempre pidiendo la atención de todos sobre ti, recuerdo que aveces hasta te inventabas enfermedades o accidentes que nunca realmente tuviste, sólo para que tu madre se quedara contigo un rato mas antes de ir al trabajo.
Cuando creciste el enganche con las mujeres te resultó fácil, entrabas por el lado sensible, del tipo que leía y cantaba recordando su niñez de abusos, del tipo que regalaba flores y les decía al oído lo hermosas que eran.
Vivíste en una realidad paralela de la que sólo te sacaba la frustración de querer ser lo que jamás serías, y no pasaba por el hecho concreto de tener las cosas o a  las personas, pasaba por que muy dentro de ti te sentías miserable, con esa rabia y disconformidad heredada de los errores de tus predecesores, esos de los que sin razón mas que tu ambición, te hiciste poseedor, y orgulloso levantaste su bandera.
Destruíste todo a tu paso; todo lo que tocaste lo transformaste en cenizas, aun así jamás te detuvo una gota de compasión por alguna de tus víctimas...y como una serpiente, sigilosa y escurridiza seguiste tu camino, vistiéndote de blanco, para que nadie notara lo ulcerado que estabas por dentro....
Me voy a matar, me voy a matar, se convirtió en tu canción favorita, y que Dios me perdone, porque en silencio me contuve mas de una vez, y no te grité en la cara que de una puta vez lo hicieras, porque huevos para concretarlo no tuviste nunca, y agotaba tu juego desmedido.
Escribía y escribía,furiosa agitaba mi mano sobre la tinta y el papel, y me escondía entre las letras de las miles de historias que ya nunca tendríamos, de risa y llanto que se escondían debajo de nuestras sombras, y grasamente se perdían inconclusas.
Destruíste tanto a tu paso cuando estabas vivo, que tu salto al vacío nos despertó sin lágrimas una mañana de mayo, ya nos habías arrancado tiempo atrás lo poco que nos quedaba, sólo me limité a desearte un descanso en paz y dedicarte mis oraciones, pese a que nunca fuiste creyente o algo parecido, en tu mundo, fuiste tu único Dios.
En donde te encuentres ahora que no te descubran,que esta vez le ganes al egoísmo y a la frustración, que esta vez por fin encuentres paz.

pd: gracias por decir mi nombre con tilde, nadie mas lo ha vuelto a hacer, pese a que lo lleva escrito.











2 comentarios:

  1. Hola Rimes!!! El tiempo pasa, los años se quedan en uno, pero la vida continúa llevándonos hacia distintos lugares. Los Blogs nos hacen compañía. Yo pasé este año la muerte de mi mamá a quien la veías y decías va a vivir 100 años. Le faltaron 10. Después de su larga dolencia el tiempo ha regresado. Me he refugiado en mis Blogs desmembrados y en mis ganas de vivir. No te olvido, amiguita. Un fuerte abrazo (Tú continúas con la nostalgia hecha piel)

    ResponderEliminar
  2. Hola Rimes, guapa!!
    Triste historia. No se que seria tuyo, si hermano, amigo, novio,... lo ignoro, pero que debe ser muy duro, primero aguantar a una persona que te hace la vida muy gris y luego enterarte sobresaltada que se ha suicidado saltando al vaco.
    Quizás y sabiendo como vivía y el daño que te hacia fue lo mejor lo que ocurrió, aunque la muerte nunca es deseable para nadie.
    Que más decir Rimes, que lo siento por ti, se nota que en el fondo sufres por él.

    Un beso!

    ResponderEliminar