EMPALAGOSO



Hoy mi lengua transita por antiguas rutas, de regreso a mi entraña.
Balbuceo tu nombre en sueños, porque despierta no lo recuerdo.
Golpeo mi pecho desnudo en señal de arrepentimiento, frente a tu burdo acto, y mi actitud complaciente.
Danzas entre palabras llenas de adornos baratos, para acallar tus culpas.
Profitas de ser erudito, y te convences a ti mismo que tal fantasía grotesca es real.
Germinaste de andorga sin prosapia y sin historia.
Te enseñoreaste de savias ajenas, y explotaste hasta sus óbitos fermentados.
Empalagaste mi devoción, hasta hacerme perder la flema.
Me sustento de ojeriza frente a cualquier fragmento de tu exigua imagen.
No sirve que te escondas,el colofón para ti está cerca.
Subsiste la equidad,es por eso que ya he reservado mi asiento en el palco aquél para nutrirme complaciente de tu revés.
Trenzaremos sobre los restos de tu historia, que lentamente comienza a ulcerarse, sin que lo hayas percibido.
Hoy mi piel se desliza despacio, sobre forasteros territorios, y esta boca saborea nuevos simientes.
Hoy mis piernas se enrollan frenéticas, carentes de piedad, a un sexo que no logran reconocer.
Sólo alienta a este cuerpo zaherido, la pronta visita del olvido, aunque sabe que es tarea inviable, iluso lo espera en la puerta.
Utópico le pide a su Dios se compadezca de el, mientras este lanza la perinola de nuestros destinos.
Y así lentamente transcurre el tiempo, mientras regreso al génesis de nuestro descaminado acercamiento.
T.A.P.S.T